martes, 23 de julio de 2013

Siete días vistos desde mi iPhone.

Siete días vistos desde mi iPhone, siete días de escaparme, de perderme, de encontrarme, de comer mucho, de beber más, de reírme hasta doblarme por la mitad y de conducir con Ali por el impresionante paisaje de Cabo de Gata al ritmo de Paolo Nutini mientras nos creíamos que hacíamos la ruta 66 en un viaje de descubrimiento personal:

video

Siete días de pisar la arena, de meter la cabeza en aguas cristalinas hasta quedarme sin respiración, de leer 'En el camino' de Kerouac al lado de chonis de Benidorm y amas de casa almerienses y de dar forma, con el cuaderno en la mano y sentado en una roca del espigón, a mi próximo guión:





Siete días para olvidarme de todo en Cabo de Gata, para cerrar los ojos, para escaparme por sus dunas y sus rocas y para arreglar el mundo entre baños de olas gigantes, bocatas de lomo y ojeadas indiscretas a dos chicos que se bañaban juntos y que intentaban disimular que eran gays y que estaban enamorados hasta las trancas a pesar de su masculinidad suprema:





Siete días con mi amigo John Lennon y descubriendo el 'Súper 8', el pub donde me encantaría a quedarme vivir, con su techo de Barbarella, su pared de vinilos y un póster gigante de 'El espíritu de la colmena' dando la bienvenida:




Y un último día antes de volver a la realidad para ver atardecer en la sierra almeriense y darme cuenta de la suerte que tengo de tener amigos que llevan conmigo más de trece años y con los que sigo compartiendo semanas como ésta. No hemos hecho la ruta 66, no hemos emprendido un viaje a lo Thelma y Louise ... pero en siete días he acabado encontrándome de nuevo.



1 comentario:

  1. Que generoso eres por compartirlo. Y hacerlo, además, de una forma tan bonita.

    ResponderEliminar